martes, 10 de abril de 2012

Practicas Alimenticias: El Cuerpo al Comer



Los sectores populares resumen su ideal corporal en la noción de "fuerte" que para ellos sintetiza además salud y belleza .Se puede interpretar que ideal del cuerpo "fuerte" no es más que una lectura de su propia imagen caracterizada por el sobrepeso que tiene que ver con su trabajo en los buses, en el que lidian "fuertemente" con las dificultades día a día.
Si el ideal está en la fuerza, los alimentos seleccionados para nutrir el cuerpo fuerte deberán cumplir esa condición. Son designados como alimentos “fuertes”(que se designan con el concepto "rendidores"): las carnes rojas, las papas, los panificados, los licores y los picantes. 

Los hombres de las clases populares, acostumbrados a comprometer en sus acciones el conjnto de su cuerpo, comen como hablan: con toda la boca; del mismo modo en que se ríen, a grandes carcajadas, o se suenan la nariz sin disimular el estruendo nasal.
También las comidas y forma de manejar, servir y tragar los alimentos debe ser “fuerte”, masculina. Guisos y sopas tienen la característica que pueden comerse demostrando esa fortaleza: se sirven en plato hondo, se toman de a tragos, las carnes se comen a mordiscones (diferentes del pescado o el pollo que exigen cuidado). Este “atacar” la comida no es una falta de etiqueta, al contrario, son los modales adecuados para la comida fuerte, tomada por una persona fuerte, que demuestra su interés por la comida y su agradecimiento a la cocinera mostrando su voracidad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario